RENATA, una ventana abierta al conocimiento científico mundial


Publicado en: El Diario

La Red Nacional Académica de Tecnología Avanzada, RENATA, hace parte de una red de redes en el mundo la cual conecta a 19.000 instituciones de ducación superior y técnica, así como a la producción de conocimiento que gestan alrededor de ocho millones de científicos e investigadores en 140 países. Luz Miriam Díaz Patigño, directora ejecutiva de RENATA, estuvo en Pereira reunida con la Mesa de Rectores de Universidades de Risaralda para explicarles las bondades y los proyectos de RENATA, la cual conecta, articula e integra a los actores del Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología entre sí y con el mundo, al suministrar servicios, herramientas e infraestructura tecnológica para contribuir al mejoramiento del nivel de productividad, efectividad y competitividad de la producción científica y académica del país.

 

 

¿Cuántas de estas redes existen actualmente?

En el mundo existen, más o menos, 140 NRIN por sus siglas en inglés (National Research Investigation Network) cada país tiene alguna aunque Estados Unidos tiene dos, que casi siempre son nominadas por los gobiernos en alianzas con las universidades y con los centros de investigación y de innovación. Estas redes agrupan más de 19.000 instituciones educativas y de investigación, las que a su vez reúnen ocho millones de investigadores y científicos, sin contar el número de estudiantes que están vinculados a las universidades.

 

 

¿Estas redes dependen de la financiación estatal?

 

En el caso de RENATA, no. Somos una corporación de caracter mixto de la cual hacen parte las universidades que son redes académicas regionales, en el caso del Eje Cafetero está RADAR integrada por 12 instituciones. Así mismo hacen parte de ella entidades del gobierno, como el Ministerio de Educación Nacional, Colciencias y el Ministerio de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, además de tres redes: Unired que opera en los Santanderes y Boyacá; Riescar y Ruta Caribe que son del Caribe y RADAR.

 

 

¿Desde cuánto está operando RENATA en el país?

 

RENATA fue un proyecto gestado por las universidades en el marco de la Agenda de Conectividad a principios del 2002 y fue creada en el 2007 como una corporación de caracter mixto, sin ánimo de lucro, con el fin de promover actividades de ciencia, tecnología e innovación basándose en temas de infraestructuras de red.

 

 

¿Como se hace tangible o evidente la labor de esa red?

 

Hay dos caminos. Uno, es la infraestructura de red que permite conectar y proporcionar internet para fines exclusivamente académicos a las instituciones que desarrollan actividades científicas. Lo segundo, subir información, contenidos y servicios que le permiten a un investigador, por ejemplo, conectarse y bajar datos de un observatorio de astronomía que está en Chile para estudiar la tierra. Otra cosa importante es que en el mundo estamos hablando de la cuarta revolución industrial y la digitalización de la economía. Y uno de los desafíos que ello supone es la adopción de esas tecnologías y la generación de las capacidades para que alguien pueda manejar datos, el Big Data, hacer analítica de datos, el internet de las cosas y todas esas palabras que se han vuelto tan comunes pero que en la práctrica son tan difíciles de implementar y en el día a día es dificil de asimilar. Aquí es precisamente en donde las instituciones y este tipo de redes cobran relevancia e importancia, porque estas redes están diseñadas para apalancar ese tipo de tecnologías que, en últimas, transforman la sociedad.

 

 

¿Para qué tipo de usuarios está disponible ese conocimiento?

 

RENATA es una organización cuya información está disponible para los socios de ella. Somos la red en Colombia estamos asociados a la red de redes que se llama Red Clara en la región de Latinoamérica y la que, a su vez, nos conecta con las 140 existentes en el mundo. Para que una organización o institución pueda tener acceso debe estar afiliada a RENATA, porque esto funciona bajo unos principios de autenticación de identidad.

 

 

¿Cuál es el objetivo de RENATA?

 

Es mostrar la trazabilidad de la red y como es que ésto funciona para que cuando las universidades se afilien estén dispuestas a avanzar, dado que esto no es solamente internet porque no es comparable con un proveedor normal de ese servicio. La infraestructura con la que contamos es de fibra óptica, lo mejor y más sofisticado que existe en el mundo, que cumple con los mismos estándares de Estados Unidos y de los países más desarrollados de Europa. Internet es como ir por una autopista que está llena de carros, pero la nuestra es una autopista como el carril exclusivo de Transmilenio por donde se puede imaginar que va el Metro de Japón, que va muy rápido. Si alguien se demora una semana para bajar una imagen que que pesa muchísimo, y que tiene un gran volumen de datos, con ésto se puede demorar apenas horas y esa es la agilidad que necesitan los científicos para hacerlo.

 

 

¿También tienen acceso a esta información los estudiantes?

 

Estos servicios no son solo para investigadores, también están disponibles para los estudiantes y la comunidad académica en general. Hay servicios relacionados con un roaming educativo en donde se pueden conectar con 19.000 instituciones en el mundo, incluidos los museos. Esto fue creado y apalancado por la Unión Europea para generar una comunidad que pueda tener acceso a los servicios en forma transparente.

 

 

¿En Colombia y el Eje Cafetero, quiénes hacen parte de la red?

 

Hoy están conectadas 70 instituciones en el país. De esas 45 son instituciones de educación superior, entre universidades e institutos técnicos. Aquí en la zona hay 12 instituciones conectadas, entre ellas seis de Risaralda: la Universidad Tecnológica de Pereira, CIAF, la Universidad de Santa Rosa de Cabal Unisarc, la Fundación Universitaria del Área Andina, la Universidad Libre y la Universidad Católica. La otras son de Quindío y de Caldas.

 

 

¿Qué temas se abordaron en la reunión de la Mesa de Rectores en Pereira?

 

Allí les contamos como está RENATA, sus desafíos de sostenibilidad y de crecimiento y, sobre todo, cuáles son las apuestas académicas que tenemos hoy en día. Llevamos tres años hablando de conectividad, de internet y de muchas cosas, hoy ya tenemos la infraestructura y debemos definir qué vamos a hacer con esa infraestructura. Y ahí donde viene la reflexión alrededor de los temas académicos y estmos hablando de un ecosistema académico colaborativo en donde compartimos los principios de ese ecosistema que necesita mover datos científicos. Mucho más cuando se tienen ocho millones de científicos e investigadores en el mundo queriendo comunicarse para ver como gestionan conocimientos.

 

Estos servicios tienen gran validez en el actual mundo digital…

 

Así mismo estábamos compartiendo como la transformación digital de la universidades es parte de los temas que están sobre la mesa ahora, lo cual va más allá de un software y de un tráfico de internet, para tocar con lo que se gesta en las aulas y en la interacción que hacen las personas cuando empiezan a trabajar en conjunto. Esta infraestructura tiene tanto potencial que cada organización puede desarrollar sus proyectos estratégicos y educativos y ahí cabe, claramente, la educación virtual, clases en simultánea, computación avanzada, procesamiento masivo de datos y acceso a bases de datos, laboratorios e instrumentos remotos.

1
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry

Pin It on Pinterest