¿Cómo y cuándo acogerse a la ley de insolvencia económica?

EL TIEMPO y la Universidad Libre se aliaron para brindar a los usuarios asesoría legal con los expertos de la facultad de Derecho.

 


Publicado en: El Tiempo

29 de julio 2021

 


Por: REDACCIÓN EL TIEMPO

 

El Código General del Proceso, en su artículo 532, establece que el ‘Régimen de Insolvencia para la Persona Natural no Comerciante’ le será aplicable a las personas naturales que no ejerzan profesionalmente el comercio ni que forme parte de un grupo de empresas.

 

Según el artículo 538, la persona natural podrá acogerse a los procedimientos de insolvencia cuando “como deudor o garante incumpla el pago de dos o más obligaciones a favor de dos o más acreedores por más de noventa (90) días, o contra el cual cursen dos o más procesos ejecutivos o de jurisdicción coactiva. En cualquier caso, el valor porcentual de las obligaciones deberá representar no menos del cincuentapor ciento del pasivo total a su cargo”. 

 

En este episodio de Consultorio Jurídico hablamos con un abogado experto de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre para despejar algunas de las dudas frecuentes sobre este tema.

 

Al final del artículo encontrará el formulario para que deje su pregunta sobre este o cualquier otro tema de interés. Recuerde consultar los términos y condiciones del formato.

 

¿Cómo aplicar la ley de insolvencia económica?

 

Conforme el artículo 538 del Código General del Proceso, se establece una serie de requisitos para que una persona natural no comerciante pueda acogerse a la ley de insolvencia económica, siendo el primero que se encuentre en cesación de pagos, esto significa que debe presentar dos o más acreencias en mora con dos o más acreedores por más de 90 días o que tenga admitidas dos o más demandas ejecutivas en su contra y que el monto de dichas obligaciones, al momento de solicitar el ingreso a insolvencia, supere el 50% del pasivo total.

 

Para acogerse a la Ley de insolvencia económica, las personas podrán acudir a cualquier centro de conciliación del lugar de domicilio del deudor expresamente autorizados por el Ministerio de Justicia y del Derecho o ante cualquier notaría del domicilio de deudor.

 

Para dicha solicitud, el deudor deberá presentar:

 

-Informe que indique las causas que lo llevaron a la situación de cesación de pagos.

 

-Una propuesta para la negociación de las deudas de forma clara, expresa y objetiva.

 

-Una relación completa y actualizada de todos los acreedores en el orden de prelación de créditos indicando nombre, domicilio, correo electrónico, diferenciando capital de intereses, naturaleza del crédito, fecha de otorgamiento y vencimiento del crédito, datos de los codeudores, fiadores o avalistas.

 

-Una relación completa y detallada de los bienes del deudor, los datos e identificación del inmueble, la información de los gravámenes, afectaciones y medidas cautelares que pesen sobre ellos e indicar si tienen afectación a vivienda familiar o si son objeto de patrimonio de familia inembargable.

 

-Relación de los procesos judiciales o cualquier otra actuación o procedimiento administrativo de carácter patrimonial que adelante el deudor o que curse contra él, indicando el juzgado y su estado actual.

 

-Certificación de ingresos del deudor.

 

-Información relacionada si tiene sociedad conyugal o patrimonial vigente.

 

-Una discriminación de las obligaciones alimentarias a su cargo.

 

Para que la figura de insolvencia se pueda aplicar, debe acreditarse que la persona no tiene la calidad de comerciante. No obstante, el artículo 532 del Código General del Proceso establece una prohibición para las personas no comerciantes que tengan la condición de controlantes de sociedades mercantiles o que formen parte de un grupo de empresas, pues dichas personas estarán sometidas al régimen previsto en la Ley 1116 de 2006.

 

¿Al acogerse a la Ley de insolvencia económica, le condonan todas las deudas?

 

La Ley de Insolvencia económica no condona deudas, lo que permite es negociar la forma de pago de las deudas a través de un acuerdo con los acreedores, de tal manera que el deudor podrá reestructurar sus obligaciones con los acreedores y normalizar sus relaciones crediticias.

 

¿Es recomendable acogerse a esta ley en todos los casos?

 

Por regla general, resulta bastante recomendable que cuando una persona naturalque no ejerce profesionalmente el comercio se encuentre en un estado de cesación de pagos se acoja al régimen de insolvencia previsto en el Código General del Proceso, porque le permite negociar sus deudas a través de un acuerdo con sus acreedores para obtener la normalización de sus relaciones crediticias o convalidar los acuerdos privados a los que llegue con sus acreedores y, en casos extremos, liquidar su patrimonio.

 

No obstante, pueden haber casos de excepción en los cuales, por circunstancias no solo de orden económico, sino personal y familiar, a un deudor insolvente le resulte más conveniente continuar o enfrentar los procesos de ejecución que cursen o que se inicien en su contra por 2 o más acreedores determinados, pero cada caso se tendría que revisar con todas sus particularidades para poder asesorar el deudor y que sea él quien tome la decisión.

 

 

 

 

 

 

 

¿Necesita respuesta a sus duda legales?

 

Diligencie el formulario a continuación

 

 

 

 

0
like
0
love
0
haha
0
wow
0
sad
0
angry

Pin It on Pinterest